9/2/15

Las ventas de motos usadas siguen en aumento


Las ventas de motocicletas de ocasión subieron un 9% en 2014, hasta alcanzar las 245.753 unidades, situando la relación de ventas entre ocasión y nuevas en 2,2 a 1, frente a las 2,4 del año anterior, según datos del Instituto de Estudios de Automoción (IEA) para la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (GANVAM), que representa a 4.600 concesionarios y servicios oficiales y 3.000 compraventas.

Por su parte, las operaciones de ciclomotores usados apenas crecieron un ligero 1,1% el pasado año, con 75.598 unidades vendidas, debido a los últimos cambios regulatorios en este segmento (nuevos exámenes, aumento de la edad de acceso…) que están lastrando sus ventas frente a las motos. Así, la relación de ventas VO/VN fue de 5,2 ciclomotores usados por cada uno nuevo, prácticamente igual que el 5,1 del ejercicio anterior.




En cualquier caso, esta tendencia creciente está en línea con la evolución positiva del mercado de nuevas, donde las dos ruedas (motos y ciclos) cerraron el ejercicio con una subida del 17%, hasta alcanzar las 125.084 unidades, marcando un cambio de tendencia en el sector, tras siete años de caídas consecutivas en las que se acumulaba un descenso del 73%.

De esta forma, aunque estamos lejos todavía de las cifras del periodo pre-crisis, la motocicletas y los scooters se perfilan como una solución de movilidad que se afianza para los desplazamientos urbanos, ya no sólo por su bajo coste por kilómetro, sino por su practicidad al no sufrir los atascos ni los problemas de falta de aparcamiento que diariamente dan más de un quebradero de cabeza a los que se mueven sobre cuatro ruedas.


Motos más antiguas y más baratas
Sin embargo, los datos de 2014 revelan que la demanda de motos y ciclomotores de segunda mano se centra fundamentalmente en vehículos de más de diez años, que subieron el 13,6% y el 9,8%, respectivamente, lo que demuestra que el precio sigue siendo un factor determinante para la compra.

Por el contrario, las operaciones con modelos de corta edad siguen perdiendo terreno. En el caso de las motocicletas, los descensos se situaron en el 7%, pero en ciclomotores fueron más acusados, en torno al 20%, sobre todo porque buena parte de sus compradores son jóvenes se mueven en tasas de paro históricas, y sueldos que en muchos casos no llegan al mileurismo, lo que les obliga a decantarse por modelo antiguos que puedan pagarse al contado.

Por esta razón, si algo caracteriza al mercado de las dos ruedas es el protagonismo de las operaciones entre particulares que representan ya alrededor del 90% del total, subiendo en este último año un 9,1% en el caso de las motos y casi medio punto en los ciclos y donde precisamente los modelos más antiguos son la compra estrella. Es más, las operaciones entre particulares con motos de más de diez años crecieron casi un 14% en 2014, mientras que en el caso de los ciclos lo hicieron en un 10,4%.

Sin embargo, las ventas en el canal profesional van poco a poco ganando puntos, máxime cuando son garantía de fiabilidad y seguridad en la compra. En el último año crecieron un 8,6% en caso de las motocicletas y un 12,6% en el caso de los ciclos, siendo en ambos casos los modelos de entre cinco y diez años los que registraron las mayores subidas. Concretamente, un 13% en el caso de los vehículos de dos ruedas de mayor tamaño y un 34,3% en las más pequeñas.

Según el presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, "llama la atención que en un paquete de ayudas 360 grados como el que se está desarrollando tras la reciente renovación de los programas para turismos y comerciales, no se hayan tenido en cuenta a las dos ruedas -motocicletas y ciclomotores- para las que también es imprescindible un plan de rejuvenecimiento".


Cinco comunidades con crecimientos por encima del 10%
En un análisis geográfico, los datos de Ganvam muestran cinco comunidades autónomas con crecimientos por encima del 10% en las ventas de motos de ocasión: Navarra (13,9%), País Vasco (12,9%), Comunidad Valenciana (12,7%), Asturias (12,5%), Madrid (10,6%).

Además, es singular el caso de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, que registraron el crecimiento más importante de toda España en motocicletas de ocasión, con el 18,3% y, al mismo tiempo, uno de los descensos más acusados en ventas de ciclomotores de segunda mano, con el -9,8%. De hecho, sólo Baleares registró un peor comportamiento que las ciudades autónomas, con una caída del 14,6% en ciclos. En el otro extremo de este escenario se situó la Comunidad de Madrid, que creció un 10,6% el año pasado.

| Fuente: Ganvam | Alcance: España